93 213 68 13 info@citopatveterinaria.com
Área clientes

Los hepatomas son neoplasias benignas poco frecuentes tanto en perros como en gatos. De hecho, son más infrecuentes que los carcinomas. Tenemos pocos datos sobre la incidencia real de estos tumores y sus características epidemiológicas.

Clínicamente son tumores bastante silenciosos. Si bien tienen un efecto compresivo local debido a su crecimiento expansivo y al gran tamaño que pueden alcanzar, raramente existen alteraciones de la función hepática. Son, por tanto, lesiones que con frecuencia se detectan casualmente en el curso de una exploración.

Generalmente son de presentación única. Su tamaño oscila entre los 2 y los 8 cm, aunque se han descrito formas de mayor tamaño. Su aspecto es generalmente esférico, muy bien delimitado del parénquima hepático adyacente y de coloración variable, desde parda a oscura. Son, en este sentido, indistinguibles de los nódulos de regeneración.

Histológicamente aparecen constituidos por células hepatocíticas bien diferenciadas, uniformes en aspecto, algo más grandes que las células normales y frecuentemente vacuolizadas. raramente se aprecian mitosis.

La diferencia sustancial con respecto a los nódulos hiperplásicos es la ausencia de venas centrolobulillares y de espacios portales, estructuras que sí existen en los nódulo regenerativos.

Muestras procedentes de un West Highland White terrier de 3 años, hembra, con signos de meningoencefalitis que responden positivamente a corticoterapia durante dos meses, con posterior recidiva que evoluciona a coma y eutanasia.